203-671-3165

©2017 BY PUENTES LANGUAGE PROUDLY CREATED WITH WIX.COM

Los tres amigos - capítulo 1

January 7, 2018

 

Preview of the novel, Los tres amigos

 

Marissa

 

     Me siento en el escritorio en mi cuarto escuchando la música y haciendo un poco de tarea que tengo.  De costumbre me pongo los audífonos.  Hago las matemáticas, pero no puedo concentrarme bien y cada dos minutos busco canción nueva.  Me cuesta concentrarme porque estoy tan emocionada para esta noche.  Jack y yo vamos a un concierto a un teatro cerca del centro.  Es un concierto especial para muchas bandas locales.  El concierto se llama “Batalla de las Bandas IV”, o sea, es una competencia entre muchas bandas: bandas de adolescentes y bandas de adultos también.  Jack y yo vamos esta noche para escuchar especialmente a la banda que se llama Tribu porque Julio y otros amigos del colegio tocan en la banda.  Julio toca la guitarra y canta la mayoría de las canciones.  La banda es fenomenal.  Es tan excelente que tienen un gig regular en un restaurante en Brandonville cada fin de semana.  No tan mal para un grupo de muchachos que sólo empezaron a tocar juntos hace dos años.

 

     Trato de mover mi lápiz para escribir, pero estoy distraída.  Empiezo a cambiar la canción otra vez cuando recibo un mensaje Snapchat de Jack:

 

 

 

     Justo a la vez, oigo a mi madre quien me grita, –Marissa, Jack está aquí para recogerte.

       –Ya voy, mami –le digo.

 

     Por la ventana veo a Jack en su carro.  Se ve muy guapo sentado en el Jeep con su pelo castaño y cuerpo delgado, pero musculoso.  Lo conozco por muchos años, desde el quinto grado cuando su familia se mudó a nuestro pueblo.  Desde el día que llegó a la clase con Sr. Mullin, Jack y yo no nos separamos.  Nosotros hacemos todo juntos.  Tomamos las mismas clases, nadamos en el mismo equipo de natación y asistimos a todos los conciertos posibles porque nos encanta la música - todo tipo de música.  Tengo una relación excelente con Jack.  Hablamos siempre y nos llevamos muy bien.  No peleamos y nunca hay problemas entre nosotros. 

 

     Pero, fue una vez que tuvimos un problema.  Estábamos en el octavo grado en la escuela intermedia...

 

       –Marissa, necesito hablar contigo –Jack me dijo un día.  Siempre contento, pero ese día estaba serio.  Jack estaba nervioso. 

       –Ok.  ¿Hablamos esta noche?

       –No –Jack contestó.  Quiero decírtelo ahora.

       –Ummm.  Ok.  ¿Qué pasa, Jack?  Me preocupo –le dije.

       –Marissa, necesito decirte algo muy importante.  Pero no quiero que pienses mal de mí. 

       –Jack, te conozco mejor que cualquier otra persona en el mundo.  ¿Qué me puedes decir que voy a pensar diferente de ti?

       –Marissa, soy homosexual.

Casi no pude responder.  –¿Qué? –le pregunté.

       –Sí, Marissa. Es la verdad. Me gustan los muchachos. 

 

     Pasaron unos momentos muy largos antes de que Jack me preguntara –¿Estás enojada?

       –Err.  Ah, no, Jack.  Claro que no.  Sólo estoy sorprendida.  No tenía idea.

 

*****

 

     Otra vez mis pensamientos están en el presente.  Casi corro al carro donde me espera Jack.  Por unos días después de su declaración ese día en octavo grado,  no hablamos mucho.  No hubo problema que mi mejor amigo era gay, pero estaba enojada; estaba enojada que no me contó antes.  ¡Soy su mejor amiga!  ¡Ja ja!  ¡No hubo secretos entre nosotros!  La verdad es que nada cambió con nuestra amistad.  Todavía Jack es mi mejor amigo.

 

     Bajo las escaleras y me despido de mis padres quienes están en la sala mirando un programa de Netflix. 

 

       –Chao mami y papi.  Nos vemos después del concierto.

       –Está bien, Rissy –dice mi padre con el apodo que usa conmigo.  –Recuerda que necesitas estar en casa a las 11:30.

       –Lo sé, papi.  Es la misma hora cada noche –le digo.

       –Diviértanse –dice mi mamá.

 

     Llego al carro de Jack y subo.  

       –Hola Jack.  ¿Qué tal?

       –Hola ma cherie.  ¿Estás lista para el concierto?  ¿Quieres ver a tu novio guapo tocar con su banda?  

 

     Jack siempre me habla en francés porque además de estar en la clase de español con Julio, él toma la clase de francés también.

 

     Jack continúa, –Cherie, necesitamos entrar en el auditorio rápido para encontrar buenos asientos.  Quiero sentarme cerca de las bandas.  Sabes que me gusta ver a los chicos guapos.

       –Está bien, Jack.  Y favor de no llamarme cherie en el concierto.  ¡No me gusta!

       –Ja, ja, Marissa.  Está bien.  ¿Qué tipo de música tocan las otras bandas, me pregunto?

       –No sé, Jack.  Pero la banda de Julio ha practicado toda la semana para esta competencia.  Espero que ellos ganen.

       –Yo también.  Julio y yo hablamos de esta competencia todo el tiempo en la clase de español.  Es muy importante para él.  Quiere ganar porque quiere el premio: dos horas gratuitas en un estudio de grabación.

 

     Aunque Julio es mi novio, Jack y Julio ya son buenos amigos.  Nosotros tres pasamos mucho tiempo juntos.  Claro que Jack y yo éramos amigos, pero cuando conocí a Julio y se lo presenté a Jack, y ahora los tres somos amigos.  

 

     Conocí a Julio al principio del año escolar en septiembre en la clase de literatura.  Julio era nuevo en el colegio.  Su familia compró una casa nueva en la parte oeste de la cuidad. Cuando entró en la clase, me sorprendí.  Tenía unos pantalones cortos blancos y una camisa rosada con mangas largas.  También llevaba zapatos Vans – mis zapatos favoritos.   Con su pelo negro, largo pero no tan largo, ojos cafés y dientes súper blancos, pues, estaba muy contenta de verlo.  Julio es un muchacho muy guapo.    Y muy simpático.  Todo ese semestre hablamos durante la clase de inglés.  Un día, dos semanas antes de Navidad, Julio me invitó a salir con él:

 

       –Marissa, ¿qué haces este viernes?  ¿Tienes planes?

       –No.  Pienso que no.  ¿Qué pasa? –le dije.

       –Mi banda canceló su gig en el club y tengo la noche libre.  ¿Quieres ir al cine conmigo?  –me preguntó.

       –¡Sí, Julio!  ¡Gracias! –le respondí.

 

     Y después de la cita esa noche, Julio y yo ya éramos novios. 

 

*****

 

     Jack y yo entramos en el auditorio y encontramos unos asientos en la parte más cerca de donde tocan las bandas.  El concierto es excelente.  Hay muchas bandas que tocan dos canciones cada una y después de esas dos canciones los jueces las califican.  Al final invitan a tres bandas a la última ronda donde tocan una canción más.  La banda de Julio toca muy bien y llega a la última ronda donde ellos tocan una canción original.   Es una mezcla de la música electrónica que es muy popular y la salsa que es un tipo de música de origen boricua, o sea, puertorriqueño.  Aunque Julio nació en los Estados Unidos, toda su familia es de Puerto Rico.

 

     Al final, Tribu no ganó el premio.  Pero Jack y yo estamos muy orgullosos de Julio y sus amigos. Lo esperamos en el lobby para decirles.

 

       –Julio, ¡ustedes tocaron MUY bien!

       –Gracias, Marissa. 

       –Sí, hombre, ¡me encantó la canción! –dijo Jack.

       –Gracias, 'mano.  Oye, necesito despedirme de ustedes para recoger el equipo de la banda –nos dice Julio. –Marissa, nos vemos el domingo, ¿no?  Vamos a estar en la playa a las 11. 

       –Claro, Julio.  ¿Qué necesito traer para contribuir? –le pregunto.

       –Absolutamente nada.  Mis tías van a tener de todo.  TO-DO.

       –Está bien, Julio.  Nos vemos –le digo.        –Uds. tocaron muy bien.

       –Gracias.  Chao, Marissa.  Chao, Jack.

 

     Al salir del lobby, Jack me dice,                        –Cherie, ¡tienes mucha suerte de tener un novio tan talentoso y guapo!

       –Tienes razón, Jack.  Tienes razón.

 

 

Please reload

Recent Posts

June 16, 2019

May 14, 2018

Please reload

Archive

Please reload

Tags

Please reload